acabar una web

Tu web nunca va a estar “acabada”.

Después de trabajar en el diseño y el desarrollo de la página web, depurar y rematar los pequeños detalles y tras pasar un tiempo de decisiones, cambios, nervios… por fin está tu web acabada. La presentas y la promocionas con el orgullo de algo bien hecho y terminado… ¿terminado?, nada mas lejos de la realidad porque hoy en día una web es una herramienta de trabajo a la que debes mantener actualizada si quieres lograr buenos resultados.

Ahora empieza el momento de trabajar duro con tu página.

Hay un dicho: “hombre acabado, hombre muerto” que se utiliza en creatividad,

Nadie dijo que una web fuese un ente autónomo que se renueva, se corrige y evoluciona sola, en el caso de una página web no puedes dejar de actualizarla, monitorizar, trabajar sobre su contenido y mantenimiento.

El concepto de web estática está mas muerto que nunca, una web debe crecer para hacer crecer tu negocio, no sirve de nada dejar un cartel colgado en internet que verán un día, sino debes invitar al visitante a volver mediante distintas estrategias, debes estar pendiente de sus resultados, una web es un empleado que hará todo lo que tu quieras, pero no puede tomar iniciativas por sí sola, debes hacer que haga cosas.

Hace poco (a lo mejor hasta es tu caso) las webs se entregaban en un pincho, ese es el trabajo del diseñador y desarrollador, acaba en ese punto con la entrega del trabajo y quizás continúe con mantenimientos esporádicos, pero ahí te dejaban esperando a que llegasen visitas, obviamente ese tipo de webs llegan a un momento que se estancan y lo peor es que pierden relevancia en los buscadores, por ello muchos diseñadores pasan a manos de agencias de marketing.

Hoy el “encargar una web” se ha convertido en algo mucho mas complejo porque hay profesionales que somos capaces de ofrecer otros servicios mas amplios cubriendo todas las expectativas que puede generar una web y satisfacer las necesidades que se crean en torno a ella. Hacer una web preciosa y dejarla sola en internet no sirve de nada, necesitas llegar a tu público objetivo ideal, para ello tenemos muchos factores en cuenta tanto respecto al marketing, diseño, desarrollo, usabilidad, SEO e implementación en el mercado. Todo esto forma parte del ciclo de vida de una web, y cada vez es mas largo y mucho mas complejo.

 

10 Motivos por los que nunca debes terminar tu web:

  • El mercado cambia y debes cambiar con él, debes aprovechar tu web para que atraiga nuevos clientes y te ayude a conservar los nuevos,  la página web es la mayor acción de marketing que puede hacer una empresa.
  • Debes mejorar el diseño y actualizar elementos que vayan quedando obsoletos, porque las tecnologías cambian y evolucionan a gran velocidad. El diseño a veces es flor de un día, según el público al que te diriges necesitaras actualizarlo con mayor o menor frecuencia.
  • El SEO de tu web es algo vivo y debes retocar textos, introducir mas fotos, mejorar el flujo de enlaces internos… reforzar tu estrategia de marketing digital es primordial.
  • Incluir servicios, productos y actualizar información constantemente para que el cliente vea que eres una empresa viva. No quiero insistir en la importancia de la actualización de contenidos.
  • Testimonios recientes en tu web, opiniones y referencias porque debes usar tu web como estandarte de tu marca personal, dar voz a los clientes humaniza tu marca.
  • Actualizar tu blog periódicamente es la manera de tener contenido fresco para tus visitantes y para Google. La importancia de un blog corporativo.
  • Debes mejorar continuamente la usabilidad y los aspectos que ayuden a la navegabilidad del sitio web, prestar atención a tu visibilidad en todo tipo de dispositivos.
  • Con el tiempo surgen ampliaciones que resultan necesarias por ejemplo añadir un blog, comercio, área de clientes, app para móviles, si algo me gusta de trabajar con el diseño web es que pocas veces se dice “eso no se puede”, el diseño web para que sea bueno debe ser escalable y crecer en la dirección que sea necesaria.
  • Debes actualizar tu web de cara a las redes sociales, gracias a las redes conseguimos mejorar nuestra reputación online y alcanzamos mayor distribución, por lo que debes cuidarlas.
  • Porque analizas lo que hace tu competencia y no quieres quedar por detrás de ellos.

Una web nunca se termina303

Debes resignarte de que una web no se termina nunca.

Deja un comentario