ÉTICA PROFESIONAL

Detalles de ética profesional en el diseño

Un diseñador debe trabajar sobre aspectos ajenos al trabajo técnico, uno de ellos es la relación hacia el cliente, hay cosas muy básicas en las cuales no voy a entrar. Hay puntos dónde pueden aparecer problemas; a veces pensamos mas en nosotros que en el cliente y eso se nota, un diseñador debe tener transparencia hacia el cliente y cuidar la relación con él, aquí entramos en un terreno pantanoso la ética profesional.

La ética profesional es un valor en alza, a nadie le gusta trabajar con profesionales dudosos y la línea que nos separa de hacer las cosas con profesionalidad o no es bastante fina, por eso estos pequeños consejos son muy útiles tanto para mis compañeros de profesión como para personas en busca de diseñadores

No ofrezcas mas de lo que puedes ofertar, procura ofrecer servicios que puedas realizar sin problemas y es preferible delegar o colaborar con otros profesionales antes que intentar abarcar proyectos fuera de alcance.

Ofrecer alternativas, no callarse soluciones para ahorrar tiempo, los atajos para terminar antes y cobrar! . El cliente tarde o temprano se dará cuenta de que le puedes ofrecer otra solución, también del esfuerzo y el tiempo invertido por tanto ofrece algo que a largo y medio plazo funcione, para mí es mas importante  ser la primera opción en la que piense mi cliente a la hora de renovar su web, la fidelización de los clientes también se produce en el diseño gráfico y web.

Ser claro respecto a la envergadura de un proyecto, tanto a nivel de programación diseño, desarrollo, cada día implementamos mas elementos nuevos por tanto es importante informar del mantenimiento, requisitos, gastos que pueda ocasionar mas adelante, lo mejor es dejarlo a elección del cliente sobretodo cuando se trata de desarrollos complejos o complicados de mantener.

Hablar en chino al cliente es un error, asegúrate a la hora de hablar con el cliente de que entiende todo, evita tecnicismos innecesarios y levantar barreras de entendimiento no lleva a nada, aprovechar las reuniones de trabajo para conseguir mas datos sobre el trabajo, información, decisiones una reunión o brieffing efectivo es tras el cuál estas deseando ponerte a trabajar, no se trata de soltar la parrafada sino intercambio de ideas es una gran oportunidad para conocer detalles importantes para el cliente y poder hacer cambios y apuntes sobre el diseño.

Dar un presupuesto detallado, a nadie le gusta pagar por algo que no está detallado, imagina la lista de la compra sin desglosar el total sin saber cuál producto es mas caro, si ha aumentado de precio… un lio ¿no?, en diseño ya sea gráfico o web  es complicado hacer ver al cliente la cantidad de trabajo que se realiza la manera mas fácil a parte de un buen brieffing es el presupuesto detallado, es fácil si no detallamos un presupuesto el cliente no sepa ni tan siquiera que ese trabajo se realiza, ni la importancia ni el tiempo que ocupa, por tanto sentirse engañado sin serlo.

Comprometerse por escrito, no hay que tener miedo a los contratos, protegen a ambas partes a la hora de resolver conflictos, delimitan obligaciones y competencias, fijan plazos y vinculan, trabajar bajo contrato es señal de responsabilidad por ambas partes, y es conveniente tener varios modelos para cada tipo de trabajo, así también el cliente tendrá mas confianza en un diseñador que se compromete a realizar unos trabajos, prestar unos servicios, realizar mantenimiento,fija plazos de entrega, creación de cuentas, etc.

Nada de presupuestos “a bulto”, son peligrosos es muy fácil decir dónde dije Diego …  evitarás disgustos y malos entendidos, además en un presupuesto a bulto no queda claro tu trabajo ni lo que espera el cliente, también evita ofrecer servicios muy por encima del presupuesto del cliente lo cuál le puede causar frustración y desistir en el encargo.

Un diseñador ético siempre tendrá mas posibilidades de tener mejores clientes, frente a diseñadores mas difusos, aunque parezca mentira los clientes prefieren la transparencia y el trabajo bien hecho a las “sorpresas”.

Para amigos o familiares te recomiendo hacer las cosas con transparencia, ellos pueden ser tus mejores embajadores, desglosar las cantidades, ponerlo por escrito, luego si decides hacer un descuento o cobrar menos quedará constancia de que no es tu precio real y les orientará sobre tu tarifa, imagina: le haces una web a un amigo y le cobras 200€ o se la regalas cuándo el presupuesto para un cliente de la calle de una web similar podían ser unos 1000€, Al no saber cuál es el precio de calle de lo que has realizado cuándo le pregunten cuanto le ha costado puede ser un problema, pero si conoce el precio real de su web puede contar la cantidad de elementos contratados.

 

 

 

 

 

Deja un comentario